HÉSTIA

Consagrada como el fuego mismo, era la diosa griega del hogar, de la familia, de la civilización. Su símbolo era el círculo - y jamás se le había asignado otra figura. Fue la primera en nacer de Cronos, pero, por haber prometido permanecer siempre virgen, Zeus la honró con la plena juventud, siendo considerada, por lo tanto, la más joven de todos los dioses.

©2018 by Periódico Héstia